05/05/2017 | Nacionales e internacionales

EEUU: California preocupada por el aumento de casos de 'greening'

En el sur de California se está dando un preocupante incremento del número de árboles infectados de la enfermedad de los cítricos, también conocida como Huanglongbing o HLB.

Beth Grafton-Cardwell, especialista en gestión integrada de plagas y entomóloga dedicada a la investigación en el Departamento de Entomología de la Universidad de California en Riverside, considera que, en efecto, el HLB cada vez suscita más preocupación en el sector.

"La situación llegó de golpe este otoño y todavía continúa, aunque no es del todo inesperada. El Departamento de Alimentos y Agricultura de California solamente elimina los árboles que dan positivo en la reacción en cadena de la polimerasa, un método que a veces puede tardar hasta dos años en poder detectar la bacteria en un árbol", explica Grafton-Cardwell.

Actualmente, el HLB no se puede curar, por lo que, una vez un árbol está infectado, su muerte es inevitable. Sin embargo, los investigadores continúan trabajando para encontrar una cura o, al menos, una forma más eficaz de diagnosticar los árboles infectados. "La mayoría de las técnicas que nos ayudarán a curar esta enfermedad o a prevenir su transmisión todavía tardarán de cinco a diez años en estar listas, pero creo la enfermedad va a seguir extendiéndose muy rápido por el sur de California durante este año", augura Grafton-Cardwell.

Lo más importante es detectarla a tiempo, según Grafton-Cardwell, que señala que muchos agricultores están "ayudando a completar las investigaciones; por ejemplo, probando las técnicas de detección precoz para que podemos adelantarnos a la enfermedad todo lo que podamos".

En California no es obligatorio analizar los árboles productores, pero muchos viveros están optando por examinarlos todos para tratar de protegerlos proactivamente de la propagación de la enfermedad.

Los controles biológicos, como las avispas Tamarixia, se utilizan para reducir el número de psílidos asiáticos de los cítricos, que son los insectos causantes del HLB, pero este tipo de método de control no está diseñado para erradicarlos del todo.

Los perros también son un método útil para detectar los árboles infectados, pero sigue siendo necesario encontrar técnicas más eficaces. "Con un grupo numeroso de perros, es posible analizar unas 400 hectáreas al día como mucho, pero tenemos más de 120.000 hectáreas de cítricos comerciales, así que creo que necesitaremos muchas más técnicas", concluye Grafton-Cardwell. 

Fuente: freshplaza.es