20/01/2017 | Nacionales e internacionales

Entre Ríos: Decomiso de frutas cítricas, hortalizas y aceite de oliva

La mercadería no respetaba las normas para su traslado y las condiciones higiénico-sanitarias establecidas.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó, en la provincia de Entre Ríos, frutas cítricas, hortalizas y aceite de oliva transportadas sin cumplir con la normativa y en condiciones higiénico-sanitarias inadecuadas.

La mercadería confiscada sumó 12 cajas de limones, 8 cajones de morrones, 3 cajones de berenjenas, 3 cajones de melones y 5 bidones de aceite de oliva, que era transportada en un camión con chasis y acoplado procedente de la localidad mendocina de Guaymallén con destino en la provincia de Misiones.

La detección del transporte la realizó personal del Centro Regional Entre Ríos, apostado en el puesto de control fitozoosanitario de la Ruta Nacional 127, km 289, a la altura de la ciudad de San Jaime de la Frontera, departamento Federación, y con la colaboración de la policía de seguridad vial de la provincia de Entre Ríos.

Las frutas frescas cítricas eran trasladadas sin la documentación sanitaria obligatoria; las frutas no cítricas y las hortalizas carecían de impresos obligatorios que permitieran comprobar su origen, al igual que el aceite de oliva.

La mercadería fue decomisada por constituir un alto riesgo sanitario y transgredir, las frutas y hortalizas, la Disposición DNPV 2/2016, las resoluciones Senasa 165/13, ex SAG 145/1983, ex SAGyP 48/1998, ex SAG 554/1983, y ex SAyG 297/1983, y el Código Alimentario Argentino, en el caso del aceite de oliva.

Las frutas carecían del Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) y de la documentación para el tránsito de cítricos por el país en prevención de la enfermedad de huanglongbing (HLB).

El HLB es la plaga más destructiva de los cítricos a nivel mundial, y hasta el momento no tiene cura. Resulta de suma importancia evitar su introducción en el país, para lo cual es imprescindible cumplir con la normativa. Los transportistas que trasladen fruta fresca deben contar con la documentación exigida.

Este tipo de controles son realizados habitualmente por el Senasa con el objetivo de prevenir la introducción y dispersión de plagas y enfermedades, para preservar el estatus fitozoosanitario argentino y también resguardar la salud pública.

El Servicio recuerda que es obligatorio denunciar cualquier sospecha de la presencia del HLB comunicándose a la línea telefónica gratuita 0800-999-2386 o al correo electrónico alertahlb@senasa.gob.ar.

Fuente: Senasa