26/12/2016 | Locales y regionales

“Debemos cumplir con el compromiso de exportar fruta de gran calidad”

Carlos Grignola señaló que los retos del sector son múltiples. “Es un trabajo que se hace en conjunto”.

“El sector citrícola tiene ahora desafíos que hay que afrontar, como el cumplir con el compromiso de llevar adelante protocolos de trabajo que permitan lograr que la fruta que llegue al mercado estadounidense sea de la mejor calidad y sanidad y a la vez proteger a nuestra región para evitar que el HLB ingrese y ponga en peligro el esfuerzo realizado durante muchísimos años”. Así lo señaló Carlos Grignola, director del Centro Regional NOA Sur, quien participo del anuncio realizado el miércoles pasado en la Casa de Gobierno.

El Senasa viene trabajando con el Servicio de Inspección de la Sanidad Animal y Vegetal del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (APHIS, por sus siglas en inglés) para cumplir con el requisito de que las fincas productoras de fruta fresca cítrica cuenten con monitoreos para producir limones libres de la mosca mediterránea y que puedan entrar a EEUU para la próxima campaña, estimada para abril/agosto de 2017. 

En este sentido, Grignola, expresó: “en 30 días aproximadamente tendremos las pautas generales con las cuales deberemos trabajar. Hemos comenzado en julio con los monitoreos correspondientes para mosca de las frutas (Ceratitis capitata) en las superficies inscriptas, alrededor de 9.000 hectáreas. Creemos que haber adelantado acciones nos permitirá llegar a tiempo para el momento de la exportación”. En Salta y Jujuy se inscribieron 1.300 hectáreas más para exportación a USA.

El pasado martes, el APHIS informó la novedad e indicó que las frutas frescas para exportación a ese destino deberán contar con un certificado fitosanitario, entre otros requisitos. “Esperábamos esta decisión hace 15 años, así que es una buena noticia para la provincia y la región en general. Este es un trabajo que se realiza en conjunto entre Nación, Provincia y sector privado y es casi el mejor ejemplo que podemos mostrar de un trabajo interinstitucional”, concluyó Grignola.

Trabajo conjunto

Para lograr la confirmación del acceso al mercado de los EE.UU. trabajaron los ministerios de Producción, Agroindustria, Cancilleria, las cámaras del sector y la Embajada Argentina en Washington. 

El Senasa trabajó junto con el USDA/Aphis en el desarrollo de las primeras etapas del Documento de Evaluación de Riesgo. Dicha labor profesional implicó el intercambio de documentos técnicos y desarrollo de trabajos de investigación entre las partes, que ratificaron que la fruta argentina cumple con el nivel de protección fitosanitaria requerido por EEUU. Este paso fue fundamental para lo que será la publicación en el Registro Federal de los Estados Unidos la norma final para autorizar la importación de limones desde esta región de nuestro país. 

El crecimiento de los mercados de destino para el limón exige profundizar los controles del Huanglongbing (HLB). Por la severidad de los síntomas, la rapidez de su propagación y la afectación a todas las variedades comerciales de plantas cítricas, el HLB es considerada la enfermedad más destructiva que afecta a los cítricos, causada por la bacteria Candidatus Liberibacter spp, que se dispersa por insectos vectores (psílidos) y por yemas infectadas.

En Tucumán, Senasa ha monitoreado desde el lanzamiento del Programa Nacional en 2010 alrededor de 160.000 hectáreas en busca de la enfermedad o de su insecto vector. Cabe resaltar que, hasta el momento, no se encontró al insecto vector en las fincas cítricas, viveros y zonas urbanas monitoreadas.

La sanidad y la calidad de la producción se originan en el vivero. Por este motivo, los operadores deben utilizar y trasladar material cítrico certificado, producido y mantenido bajo cubierta plástica y malla antiinsectos. El material solo debe adquirirse en aquellos viveros inscriptos en el Instituto Nacional de Semillas (Inase) y en el Senasa, ya que cumplen con los estándares fitosanitarios de producción de plantas necesarios para lograr una producción de fruta sana y de calidad.

Debemos evitar plantar plantines de dudosa procedencia, no solo porque está prohibido sino porque pone en peligro a todo el sector.

Fuente: lagaceta.com