24/08/2016 | Locales y regionales

Declaran al NOA zona protegida del HLB

El Senasa declaró a la región área protegida de la enfermedad más letal de los cítricos.

Las autoridades del Senasa declararon “Área Protegida de HLB” (Huanglongbing) a la región del NOA para evitar el ingreso de una enfermedad que amenaza con destruir la cadena de valor citrícola en caso de ingresar.

La medida implica la obligatoriedad de la utilización del Documento de Tránsito Sanitario Vegetal (DTV) para el movimiento de fruta fresca cítrica y jugo cítrico concentrado y no concentrado transportado mediante todos los vehículos de carga general, los cuales incluyen –según la normativa publicada hoy en el Boletín Oficial– “camiones con o sin acoplado o semirremolque, camionetas, pick up, vehículos utilitarios y demás vehículos destinados al transporte comercial que egresen de las provincias de Jujuy, Salta, Tucumán y Catamarca”.

Para realizar tales movimientos se debe abonar los aranceles previstos en el anexo VII de la resolución 168/16 del Ministerio de Agroindsutria, los cuales comprenden hasta 30 $/tonelada de cítricos o 100 litros de jugo concentrado de cítricos y hasta 20 pesos por 100 litros de jugos no concentrados (los aranceles se aplicarán una sola vez por carga aunque la misma transite por más de una de las provincias del NOA).

El Huanglongbing es una enfermedad causada por la bacteria Candidatus liberibacter –considerada internacionalmente como la enfermedad más destructiva de los cítricos– que en territorio americano fue detectada por primera vez en 2004 en Brasil. Posteriormente se expandió a regiones citrícolas de EE.UU., México y Centroamérica.

La propagación de la enfermedad se produce a través de yemas infectadas utilizadas en la injertación de nuevas plantas, además de la transmisión por medio de un insecto vector (Diaphorina citri) cuando se alimenta de la savia de las plantas cítricas enfermas. Como dicho vector se encuentra presente en la mayoría de las provincias citrícolas argentina, se debe, por todos los medios posibles, evitar el ingreso de plantas, tierra o partes vegetales que puedan estar contaminadas con Candidatus liberibacter.

La cuestión es que, una vez introducida la enfermedad, la única medida efectiva de control es la erradicación y destrucción total de las plantas enfermas y el control químico del insecto vector a fin de reducir su transmisión.

Argentina mantiene su condición de país libre de HLB (solo presentó brotes aislados de la enfermedad en las provincias de Misiones y Corrientes, los cuales fueron erradicados). La citricultura argentina cuenta con unos 5300 productores que tienen una superficie de 130.000 hectáreas, a partir de la cual se producen 2,90 millones de toneladas de limones, naranjas, mandarinas y pomelos que son procesados en 20 plantas industriales para jugos concentrados y 440 plantas de empaque (112 de ellas registradas para exportación).

Fuente: valorsoja.com