28/03/2016 | Nacionales e internacionales

España: la campaña citrícola cerrará antes por falta de existencias

Los precios de la campaña citrícola 2015/16 han sido mucho más altos para los agricultores que en anteriores campañas, debido a la corta producción –hasta un 20% menor que en 2014/15–, y continúan al alza en las últimas y escasas ventas que quedan de variedades tardías, que se han adelantado.

Las organizaciones agrarias confirman la subida de los precios en origen y –a excepción de lo que afecta a algunos pequeños citricultores– creen positiva la campaña, ya que el menor volumen pero de calidad se ha compensado con precios por encima de coste.

La Consejería de Agricultura andaluza confirmaba el pasado mes de febrero que las cotizaciones han sido casi un 50% superiores a las de 2015, con un precio medio de 0,28 euros/kg, debido a la progresiva falta de fruta en los mercados; también apuntaba el adelanto de la recolección de la mandarina ortanique de mayo a marzo.

A primeros de enero, la Mesa de Precios de Cítricos de la Lonja de Valencia fijaba el kilo en árbol de la naranja navel lane late en 0,306 euros, frente a los 0,247 euros de la primera cotización de 2015, y la clementina hernandina en árbol en 0,564 euros/kg (0,353 euros/kg un año antes).

En la Mesa de Cítricos de Córdoba, la primera sesión de 2016 cerró con la naranja lane late a 0,20 euros/kg (0,14 euros/kg) y la salustiana a 0,21 euros/kg (0,17 euros/kg).

En la última sesión de la Lonja de Valencia (14 de marzo) las cotizaciones en árbol de las navel lane late alcanzaron 0,306 euros/kg (0,188 euros/kg) y las de las variedades tardías navel powell, barnfield y chislett los 0,376 euros/kg (0,282 euros/kg un año antes.

Los últimos precios en origen en Córdoba (15 de marzo) fueron de 0,27 euros/kg (0,18 euros/kg en 2015) para la naranja lane late y de 0,18 euros/kg (0,08 euros/kg) para la naranja para industria del grupo navel.

El responsable de cítricos de la organización Asaja, Cristóbal Aguado, ha ratificado la bajada de la producción anunciada en los primeros aforos de campaña, con descensos de entre el 20 y 22% para la Comunidad Valenciana –sobre todo en mandarinas tempranas–, donde se produjo por las altas temperaturas la "escombrà (caída de la flor)".

"Esta bajada se ha traducido en mejores precios en origen, que han oscilado entre el 8-15% respecto a los pagados el año pasado y por encima del coste de producción", ha apuntado, antes de matizar que esta campaña ha sido "positiva, pero de sabor agridulce", ya que "ha sido irregular en términos de rentabilidad".

A su juicio, "los ingresos del sector no han compensado la falta de volumen y la facturación conjunta ha sido menor para los agricultores".

Desde COAG, su responsable de frutas y hortalizas, Andrés Góngora, también cree que en el ámbito nacional el volumen se ha recortado un 20% y subraya la subida del precio de origen, "que ha sido un respiro para el sector".

Góngora ha asegurado que los productores que trabajan con la industria en la zona de Sevilla y Córdoba han cobrado a 0,18 euros/kg frente a los 0,8-0,10 euros/kg de la campaña pasada; en fresco, los calibres han sido buenos y se han pagado a buen precio, "y en general estamos muy contentos".

El responsable citrícola de UPA, Rafael Cervera, quien ha calculado que este año la campaña finalizará a principios en vez de a finales de abril por la falta de existencias, ha mostrado su "satisfacción moderada", ya que recuerda la poca producción de algunos pequeños productores de clementina o la mala salida de la variedad ortanique.

Desde Cooperativas-Agroalimentarias, su presidente sectorial de frutas y hortalizas, Cirilo Arnandis, ha valorado el aumento de las exportaciones en la campaña que, según datos del Instituto de Comercio Exterior (ICEX) hasta enero, han subido un 7% en valor (1.749 millones euros) y un 5% en volumen (más de 2 millones de toneladas).

Arnandis también ha señalado el "aumento razonable de los precios medios por kilo", aunque aún "hay agricultores que les sigue costando obtener un rendimiento adecuado"; sobre esta segunda parte de la campaña cree que hay que "ver el reflejo" de "los descensos acusados de las variedades durante estos meses.

Las estimaciones autonómicas al inicio de campaña, antes de la entrada en el mercado de las primeras remesas en noviembre, bajaban un 22,3% (3,05 millones de toneladas) la producción en la Comunidad Valenciana; un 11,2% (1,73 millones de toneladas) en Andalucía; un 23,4% (722.758 de toneladas) en Murcia, y un 5,83% (35.392 de toneladas) en Cataluña.

Fuente: freshplaza.es