30/10/2015 | Nacionales e internacionales

España: la citricultura podría desaparecer en 2050

La Funcas asegura que un aumento de cinco grados trasladaría estos árboles a las faldas de los Pirineos o al centro de Europa

Los cítricos podrían dejar de poblar las tierras valencianas en poco más de tres décadas si la temperatura aumenta en cuatro o cinco grados. Así lo asegura un informe publicado ayer por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) en el que se analizan las "Implicaciones del cambio climático en la transición hacia un modelo productivo de futuro". El estudio, elaborado por David Leal, de la Universidad Isabel I de Castilla, y por Jonathan Gómez Cantero, vocal del Colegio de Geógrafos, formula un vaticinio ciertamente catastrófico para dos de los sectores más emblemáticos y potentes de la economía de la Comunitat Valenciana: la agricultura y el turismo.

El informe concluye que el aumento de la temperatura del aire, la concentración de CO2 y los cambios en las precipitaciones estacionales podrían abocar a la desaparición a cultivos como los cítricos, la vid y los olivos de la franja mediterránea y el sur de España. Funcas recuerda que la falta de agua es un problema "estructural que se ve fuertemente agravado en episodios extremos, como fue la ola de calor de 2003, cuando se produjeron más de 800 millones de pérdidas en un solo año". Aquel verano, las condiciones climáticas causaron en España un déficit en el suministro de forrajes del 30 %, una reducción en la cabaña de aves de corral de cerca del 20 % y de un 30 % en la de patatas.

Los autores añaden a continuación que "el mismo futuro se prevé para el cultivo de cítricos". En su opinión, "un aumento de cuatro o cinco grados pone en riesgo a la huerta de Valencia y Murcia, ya que muchos árboles pueden no resistir el calor del verano". En consecuencia, "es probable que en 2050 las plantaciones de cítricos hayan desaparecido de la región, trasladándose hacia el norte, a las faldas de los Pirineos o a Centroeuropa".

El informe precisa en otro momento que, con una subida de la temperatura como la mencionada, "la vendimia sería prácticamente nula en muchas zonas del país" y cita el Valle del Duero, el Valle del Guadiana o Navarra.

Olivos en Reino Unido

Mientras el clima español "podría evolucionar a otro de tipo subtropical", otros países, como por ejemplo Rusia, "saldrán beneficiados debido a veranos más húmedos en inviernos menos rigurosos que incluso podrían favorecer el cultivo de cítricos". A este respecto añade que en Reino Unido "ya se están dando cultivos de viñedo y olivos debido al desplazamiento latitudinal de las especias, entre ellas las agrícolas".

En el sector turístico, "la escasez de agua podría provocar problemas de funcionalidad y/o viabilidad económica en numerosos destinos, tanto de la península como de las islas", entre los cuales, obviamente, se halla la Comunitat Valenciana. El incremento de las temperaturas "modificará probablemente los calendarios de la actividad en España, aumentando los viajes en las estaciones intermedias, como primavera y otoño". Por otro lado, "la elevación del nivel del mar supone una amenaza a la localización actual de determinados asentamientos turísticos y sus infraestructuras".

Fuente: levante-emv.com