05/05/2015 | Notas varias

Vida sana: el limón, gran aliado para bajar de peso

La fruta favorece que se deshinche el estómago o ayuda a eliminar toxinas, entre otros beneficios.

El limón, fruta emblema de Tucumán, tiene muchas propiedades, algunas de las cuales pueden ayudarnos a perder peso. Hacer que se deshinche el estómago o ayudarnos a eliminar toxinas efectos destacados de la fruta.

A continuación, te detallamos algunos beneficios de manera específica:

Una fácil digestión: el ácido de este ingrediente ayuda a que el estómago produzca más jugos gástricos y, en consecuencia, a hacer que la descomposición de los alimentos sea más rápida y no se queden almacenados en el organismo. Con el limón, las digestiones son más ligeras y evita que se produzcan gases o hinchazones en el estómago.

Funciona como un diurético natural: tomar limón consigue que eliminemos las toxinas del cuerpo y evita que retengamos líquidos y, por lo tanto, nos aparezca celulitis.

Un alimento saciante: la pectina y la fibra que tiene el limón son dos componentes que hacen que te sientas saciado cuando lo tomás. Cocinar con limón o tomarlo durante el día conseguirá reducir el apetito sin que ingiramos apenas calorías.

El limón es un aliado perfecto para ayudarnos a bajar de peso. Es recomendable que, diariamente, se tome esta fruta para que podamos ver los beneficios. De todas maneras, cabe destacar que sólo con el limón no conseguirás perder peso: es importante que complementes este hábito con prácticas saludables como una dieta baja en grasas y ejercicio frecuente.

Para adelgazar con limón puedes seguir diferentes rutinas que podrás ir intercalando para evitar aburrirte de este hábito. A continuación te contamos las diferentes maneras en las que puedes tomar limón para adelgazar para que escojas la que más te guste:

Té de limón: es una de las maneras de tomar limón durante todo el día sin que te des apenas cuenta. Se trata de tomarte, justo al despertar, un té de limón elaborado con agua caliente y el zumo exprimido de un limón; se recomienda que, para eliminar más toxinas, tomés esta bebida justo al despertarte, completamente en ayunas. Si no te acaba de gustar el sabor del té, podés añadir más agua para que sólo tenga un ligero toque a limón e ir bebiendo la mezcla durante todo el día. También podés añadirle un poco de stevia o edulcorante para hacer que el sabor sea más agradable.

Aderezá tus comidas con limón: otra manera recomendable de añadir limón a tu rutina es cambiar el aceite por el jugo de limón. Aunque parezca difícil, es posible cocinar sin aceite y sustituirlo por limón, un aderezo mucho más saludable y completamente indicado para perder peso; además, tus recetas quedarán más gustosas. Podés probar, por ejemplo, de aliñar tu ensalada verde con un chorro de limón natural y una pizca de sal; también podés hacer tu pechuga de pollo con limón y un poco de orégano o tu merluza al horno acompañada de limón. Es una manera muy saludable de cocinar tus platos reduciendo la grasa del aceite y beneficiándote de los principios adelgazantes del limón.

Jugo de limón: otra alternativa muy saludable y recomendada para bajar de peso es tomarse jugo de limón en algunos momentos del día; para hacerlo, tan solo deberás exprimir uno o dos limones (dependiendo de la cantidad de jugo que extraiga cada uno) y añadirle un poco de stevia o edulcorante para mejorar el sabor; la miel también es un buen aliado que podés añadir al zumo para que esté más dulce y con una textura más cremosa. El zumo de limón podés tomarlo durante la hora de la merienda para saciarte y hacer que no llegues a la cena con mucha hambre. Otra opción recomendada es tomar el zumo antes de cada comida; de esta manera conseguirás sentarte a la mesa con menos hambre de lo normal y reducir, así, la cantidad de alimento que ibas a comer.

Fuente: lagaceta.com