1. San Miguel evalúa pérdidas millonarias por un hackeo masivo mundial

    La citrícola se vio afectada por el impacto que el ciberataque de junio tuvo en Maersk, la transportista marítima de sus contenedores.

    El último ciberataque masivo que sufrieron multinacionales impactó de lleno en las finanzas de la citrícola argentina San Miguel. La principal procesadora y exportadora de cítricos frescos del país recibió un golpe como consecuencia de la parálisis a la que llevó el hackeo que afectó a la gigante del transporte marítimo Maersk, que reconoció una caída de sus sistemas.

    Esa situación produjo pérdidas de mercadería (de hasta 70 días con contenedores perdidos) y cancelaciones de ventas, tal como reconoció San Miguel en un comunicado enviado a la Bolsa de Buenos Aires. "La Sociedad se encuentra actualmente concluyendo el proceso de cuantificación de los daños", informó y agregó que las estimaciones preliminares indican que el impacto en resultados ya superaría los u$s 15 millones.

    En síntesis, la compañía que en julio de este año adquirió la frutícola peruana Agrícola Hoja Redonda, productora principal de mandarinas de aquel país, en una operación por u$s 64 millones, reconoció que el incumplimiento de Maersk "en sus obligaciones contraidas con la sociedad" afectó el normal desarrollo operativo y comercial durante la campaña 2017, "ocasionando daños considerables de distinta índole, incluyendo pérdidas de mercadería y cancelaciones de ventas, y generando daño reputacional aparejado a dichos incumplimientos".

    Ayer, el índice Merval manifestó una baja que cortó una racha de cuatro subas en fila, al descender un 1,6%, afectado por un alza en la tasa de política monetaria. En dicha rueda sobresalió principalmente la merma de las acciones de San Miguel, que tuvieron un retroceso de 4,7%. Le siguieron los papeles de TGN (-3,1%); Pampa (-2,9%); y Transener (-2,9%).

    En el primer trimestre del año, la compañía presentó una pérdida total de $ 91 millones, lo que hizo caer la cotización de las acciones (SAMI) de 118 a 111,90, un descenso del 4,42%. Sin embargo, más allá de la cuestión financiera, la citrícola festejó también meses atrás la apertura del mercado de limones de los Estados Unidos, país al que prevé llegar con sus productos desde la Argentina, el año que viene (ya llega desde Uruguay y Sudáfrica). Este año también llegó a México con sus limones. En total, la compañía produjo en 2016 unas 213.000 toneladas de frutas procesadas, con cerca de 135.000 toneladas de fruta fresca exportada, segmento en el que registró un crecimiento del 47% respecto del año previo. Dicho año tuvo ventas por u$s 268 millones.

    Fuente: El Cronista

Ir a version de escritorio