1. Tucumán se blinda para permanecer libre del HLB

    Controles fijos y móviles en los límites provinciales y una campaña para concientizar a los ciudadanos sobre la enfermedad, son las medidas que el sector privado y provincial llevan a cabo para mantener el estatus de la provincia.

    La detección de un caso positivo de de Huanglongbing (HLB) en la ciudad santiagueña de La Banda, puso en alerta al sector citrícola tucumano, que rápidamente se movió con el objetivo de mantener el estatus fitosanitario de la provincia: libre de HLB.

    Esta enfermedad es inofensiva para las personas pero letal para los cítricos ya que no tiene cura. Los árboles infectados presentan un moteado difuso en sus hojas; los brotes y ramas se vuelven amarillentas y se secan; los frutos no se forman por completo o son amargos, deformes, tienden a caerse y después de un tiempo el árbol muere.

    El sector privado y la Provincia unieron esfuerzos para impedir que esta enfermedad, que podría acabar con el 70% de la producción, llegue a los campos tucumanos. Controles fijos en los límites provinciales y móviles en las rutas, derivaron  en que cientos de toneladas de fruta fueran decomisadas por circular sin el Documento de Tránsito Vegetal (DTV),una herramienta informática y documental que permite conocer el origen de la mercadería transportada y tiene por finalidad prevenir o evitar la dispersión de plagas. 

    Permanecer libre de la enfermedad es fundamental para mantener los acuerdos logrados este año con países del exterior. Luego de largas negociaciones, Estados Unidosy México volvieron a abrir sus mercados para los limones tucumano.  El primer país les permitirá a los productores colocar unas 20.000 toneladas por un monto de u$s50 millones, mientras que al país azteca ya se envió el primer cargamento realizado por la citrícola San Miguel


    Controles preventivos

    La Asociación Tucumana del Citrus (ATC) junto con el gobierno tucumano a principios de julio presentaron las "barreras móviles", las cuales están compuestas de cuatro camionetas equipadas con tecnología, a cargo de técnicos capacitados y agentes de policía, que tienen orden de detener cualquier vehículo en las rutas de acceso a Tucumánque transporte fruta cítrica y/o material vegetal sin la debida autorización.

    “Hay que preservar el estatus fitosanitario que tiene Tucumán que es libre de HLB y del vector. Esta situación nos obliga a ser muy cuidadosos con todo lo que se mueve: el material vegetal de reproducción o que viene con destino comercial. Los equipos podrán trabajar en esa preservación mediante la conectividad online y con códigos de procedimientos establecidos entre el Ministerio de Desarrollo Productivo y la ATC”, explicó Roberto Sánchez Loria, titular de la ATC, donde además remarcó que es la primera vez que se lleva a cabo una experiencia de este tipo en la provincia, a raíz de un convenio público-privado.

    Por su parte, en la ruta nacional 9, al límite de la provincia con Santiago del Estero, la Asociación Fitosanitaria del NOA (Afinoa) se encuentra trabajando en las obras para la construcción del Puesto Modelo La Florida

    Esta conexión de frontera interprovincial posee un flujo diario de más de 3.500 vehículos, de los cuales el 30% son transportes de carga y el resto camionetas y particulares, afirmó la ingeniera agrónoma Gloria Pérez, gerente técnico de Afinoa.

    Además desde Afinoa, pidieron a los ciudadanos no plantar cítricos en las veredas tucumanas. "En los países donde creció esta enfermedad, sucedió en zonas residenciales. No hay que plantar más cítricos en el arbolado urbano de Tucumán ni de ninguna otra provincia y tampoco murraya (jazmín árabe). Esta está prohibida por resolución, tanto producción y comercialización. Esta es muy común en todo el norte argentino", agregó la gerente.

    Fuente: eltucumano.com

Ir a version de escritorio