1. Estados Unidos: productores usan CUPS para protegerse del HLB

    El cultivo de árboles bajo condiciones de invernadero, conocido como "cítricos en pantalla protectora" (CUPS), es una solución plausible, pero es necesaria una planificación cuidadosa para el éxito.

    Hay pocas medidas eficaces, así como opciones asequibles para detener la enfermedad a nivel comercial. Sin embargo, algunos productores han adoptado el nuevo enfoque, para evitar la amenaza todos juntos. Actualmente se producen cítricos en algunas áreas del estado, se comercian CUPS, para ofrecer frutas frescas.

    Esta medida de control bloquea la propagación del psílido por el contacto con el cultivo. Los beneficios de eliminar la Citrus Greening de la ecuación implican crecimiento normal, rendimientos más altos, fruta de calidad premium, disminución limitada de la fruta y gestión de nutrientes e irrigación fácil. Los árboles se pueden cultivar hasta su completa madurez dentro de estas estructuras, ya sea en el suelo o en macetas. Los CUPS se construyen en todos los tamaños, incluso ocupando más de 100 acres.

    Con la nueva tecnología, llegan las verdaderas soluciones para los productores. CUPS aumentará sustancialmente el presupuesto de la arboleda por los costes de construcción, aproximadamente 1 dólar por pie cuadrado. Además, la pantalla tendrá que ser reemplazada cada 7-10 años. Los ácaros y otros insectos más pequeños como los trips, probablemente seguirán avanzando a través de la pantalla permeable, mientras que algunos de los depredadores de plagas más grandes serán bloqueados. Las enfermedades fúngicas, como la antracnosis y la mancha grasa, también pueden desarrollarse en las condiciones húmedas de la estructura de la pantalla.

    Para que el sistema de producción CUPS sea factible, el coste de construcción debe compensarse con el mayor rendimiento de fruta fresca de calidad premium, y un precio de mercado alto. El mercado creciente de mandarinas de Florida, que está siendo tendencia en los últimos años, ha sido una opción viable para este sistema. Los investigadores de la instalación UF / IFAS CUPS, en Lake Alfred, han realizado un extenso estudio sobre los centros de producción.

    Las medidas de control necesarias para que un centro CUPS tenga éxito, son métodos hidropónicos intensivos, con administración diaria, o por hora, de todos los nutrientes esenciales mediante fertirrigación por goteo a los árboles. Se necesitan altas densidades de siembra, los investigadores de la UF / IFAS estiman una extensión de más de 800 y menos de 1350 árboles por acre. Seleccionar el árbol correcto es la clave, la variedad debe ser tolerante al calor, auto-polinizante, sin semillas, o variedades precoces sin fuertes hábitos de comportamiento alternativos.

    Los CUPS son una nueva herramienta contra la crisis Citrus Greening. Esta solución suena sencilla al principio, pero conlleva una planificación meticulosa para poder ser eficaz.

    Fuente: freshplaza.es

Ir a version de escritorio