1. Lanzan un programa provincial para prevenir el HLB en Tucumán

    La estrategia consistirá en el control de las fronteras con las provincias vecinas por medio del sistema de barreras fitosanitarias móviles para la prevención de la enfermedad que afecta a los cultivos de cítricos.

    El Programa Provincial de Prevención del HLB fue presentado de forma conjunta entre el Ministerio de Desarrollo Productivo y la Asociación Tucumana del Citrus (ATC) en la Sociedad Rural, con la presencia del gobernador, Juan Manzur; el vicegobernador en uso de licencia, Osvaldo Jaldo; el ministro de Desarrollo Productivo, Luis Fernández; el director nacional de Floricultura y Horticultura, Juan Machera; además de secretarios del Poder Ejecutivo, empresarios y académicos.

    La iniciativa – la única alternativa para combatir el HLB, dado que no existe actualmente una cura– surgió a partir de la firma de un convenio marco de cooperación y asistencia técnica entre el Gobierno de la Provincia y la ATC en diciembre 2016. La normativa luego fue aprobada mediante la ley provincial n°9028.

    Manzur destacó la vinculación entre el Estado y el sector privado, mediante las empresas citrícolas, para concretar la estrategia de prevención. “El desafío es trabajar en conjunto y sumar esfuerzos. Uno puede hacer algo desde un sector, otros desde otro lugar, y sumar esfuerzos”, dijo y destacó “la presencia del ámbito académico, desde la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC), porque orienta para que las cosas se hagan de manera correcta”.

    En ese sentido, el Gobernador reiteró que “el Estado tiene que tener un rol que facilite y acompañe al sector productivo, porque si pensamos en generar trabajo para Tucumán. la única forma es mediante la inversión”.

    Para evitar la propagación del virus, entre los principales objetivos del programa se busca controlar la circulación de las frutas cítricas que ingresen al territorio tucumano; el control del movimiento de plantas cítricas y ornamentales que puedan ser material de propagación; realizar la verificación de los documentos de tránsito vegetal (DTV) y la inspección de envases vacíos, de cualquier material, que ingresen al territorio de la provincia y puedan contener restos vegetales.

    La patrulla para la vigilancia de las fronteras está equipada con cuatro camionetas. Son 14 inspectores sanitarios (ingenieros agrónomos) que harán controles acompañados por agentes de policía de la provincia. Los movimientos de las patrullas y las denuncias serán derivadas a un centro de monitoreo que estará en permanente comunicación con la Dirección de Agricultura.

    El presidente de la ATC, Roberto Sánchez Loria, subrayó que “hay que preservar el estatus fitosanitario que tiene Tucumán que es libre de HLB y del vector. Esta situación nos obliga a ser muy cuidadosos con todo lo que se mueve: el material vegetal de reproducción o que viene con destino comercial”.

    “Los equipos podrán trabajar en esa preservación mediante la conectividad online y con códigos de procedimientos establecidos entre el Ministerio de Desarrollo Productivo y la ATC”, explicó Sánchez Loria y remarcó que es la primera vez que se lleva a cabo una experiencia de este tipo en la provincia, a raíz de un convenio público-privado.

    En ese sentido la modalidad del sistema de vigilancia prevé que los inspectores se ubiquen en los límites noroeste, norte, noreste, este y sur de Tucumán, en lugares cercanos a puestos policiales camineros, ingresos a pueblos y zonas de peaje.

    Fuente: Sercretaría de Comunicación 

Ir a version de escritorio